3 PARAÍSOS PARA PERDERTE AHORA O NUNCA

 

Las islas Maldivas en el Océano Índico, Dubrovnik la perla adriática o el mont Saint Michel en la Bretaña francesa, tres lugares que no te puedes perder.

 

ISLAS MALDIVAS – Océano Índico

El nivel de las aguas sube incesantemente a causa del cambio climático. Un grave peligro para este archipiélago-paraíso cuyas islas se asoman a la superficie apenas unos centímetros sobre el nivel del mar. Los científicos ya han advertido que, de continuar con este ritmo, en pocos años muchas ínsulas habrán quedado sumergidas. En algunas de ellas, como la de Kandholhudhoo, la mayor parte de la población ya ha aceptado abandonar su casa a lo largo de los próximos diez años. Prueba de que en poco tiempo quizás hayan dejado de estar ahí. Una excusa perfecta para que las conozcas cuanto antes. Tal vez se lo tengas que contar a tus nietos.

Cuándo ir Entre mayo y noviembre se dan lluvias y vientos, mientras que entre diciembre y abril es la estación seca, con temperaturas inferiores. En cualquier caso, rondan los 25º.

¿Qué hacer? Submarinismo y surf Es el edén de los amantes del buceo y últimamente se está popularizando como destino de surferos. La mayoría de los hoteles tienen sus propias escuelas.

 

DUBROVNIKCroacia

Conocimos este país por una guerra antes que por su impresionante belleza. Han pasado más de 20 años desde entonces, y hoy llama con fuerza a las puertas de Europa. Mientras, el turista británico que parece ya cansado del Levante español se ha propuesto convertir sus costas en su casa de veraneo: sol cegador, ritmo de vida mediterráneo y un precio todavía muy tentador. Así que antes de que desembarquen masivamente en sus playas del Adriático, escápate a conocer sus islas, sus encantadores pueblos y castillos, y la ciudad medieval de Dubrovnik, reconstruida por la UNESCO tras el bombardeo de 1991 a manos de Serbia.

Te recomendamos The Pucic Palace Sus 19 habitaciones entre antiguos muros de piedra son las más emblemáticas de la ciudad o realizar una escapada a las islas Elafiti. Esconden iglesias románicas, ruinas benedictinas y una de las pocas playas de arena de la zona (suelen ser de piedras). Toma el ferry en el puerto nuevo de Dubrovnik.

 

MONT SAINT MICHEL – Bretaña francesa

La geografía le ha regalado el privilegio de ser uno de los lugares más mágicos que existen: una roca que cada vez que sube la marea se convierte en isla. Pero también el castigo de poder dejar de serlo. Siglos de mareas arrastrando sedimentos han hecho que el barro la rodee y la vaya arrastrando cada vez más cerca del continente.

Maisons de Bricourt Ver la silueta de Mont Saint Michel desde este castillo convertido en hotel resulta una experiencia difícil de olvidar.

La Mere Poulard Uno de los hoteles más tradicionales intramuros de la isla. Su restaurante es un lujo.

Elige fecha Entre noviembre y febrero ya que muchos restaurantes y tiendas cierran.

Central de vacaciones