5 maravillas que disfrutar en Otago, la joya de Nueva Zelanda

En la costa sureste de Nueva Zelanda se encuentra uno de los rincones más atractivos de Oceanía, Otago. A lo largo de sus 32 mil kilómetros, esta región alberga un sin número de actividades, tesoros geográficos y atracciones turísticas que cautivarán a los más aventureros. Nada como dejarse conquistar por estas 5 maravillas para vivir una experiencia inolvidable.


Queenstown

Probablemente Queenstown, a orillas del lago Wakatipu, es el destino turístico más popular de Nueva Zelanda. Los deportes extremos (como el bungy jumping, el salto en paracaídas, el rafting, etc.), las rutas del Ben Lomond o la excelente gastronomía de sus bares y restaurantes son los principales atractivos de esta población, conocida mundialmente como la ‘Capital de la Aventura’.

Clutha River Walk

Las aguas del lago Wanaka se vierten en el Clutha, uno de los ríos más destacados del país. Recorrer sus orillas a pie, en kayak o en bicicleta puede ser un verdadero placer, más aún considerando el pasado histórico de la región, rebosante de oro, aventuras y mineros arruinados. Definitivamente el Clutha River Walk no te decepcionará.

Otago Museum

Este museo es el corazón cultural de Nueva Zelanda. Descubre la historia minera, la cultura maorí y la naturaleza de Otago a través de conferencias, exposiciones y otras actividades fascinantes.

Parque Nacional Mount Aspiring

Senderismo, montañismo y otros deportes extremos son la flor y la nata del Parque Nacional Mount Aspiring. Desde su inauguración en 1964, la popularidad de este paraíso no ha hecho más que crecer, rivalizando incluso con Yellowstone, Yorkshire Dales y otros parques de renombre internacional.

Paso de Lindis

A más de 900 metros de altitud, el Paso de Lindis conecta las estribaciones del Mackenzie con Otago atravesando valles, llanuras y ríos de gran belleza paisajística. No hay nada más emocionante que pasear en bicicleta, practicar senderismo o aprender equitación en estas tierras, donde Peter Jackson rodó la trilogía de El Señor de los Anillos.

queenstown

Parques naturales, rutas de montaña, museos y una gastronomía insuperable te están esperando en Otago. Ya no tienes excusas para visitar esta región neozelandesa, sede orgullosa de la emoción, la aventura y la diversión.

 Viajando en canoa por la Nueva Zelanda Maorí

 

Entre los viajes culturales de la Nueva Zelanda Maorí ofrecidos en Waka Taiamai (un tipo de canoa maori) se tiene el famoso Te Hoenga Waka, que es una experiencia de aprendizaje de 90 minutos, con fines educativos y culturales, un viaje de descubrimiento, un viaje distinto y una única oportunidad para despertar los instintos exploradores de los ancestros a bordo de una canoa Maorí, acompañado de una tripulación guerrera maorí. El destino es la isla Motu Maire para un encuentro cultural.

Siendo huésped de Ngapuhi ésta es una oportunidad única para experimentar la cultura Ngapuhi que solo pueden experimentar unos pocos, todos son bienvenidos en este lugar, es una experiencia inolvidable. Otro viaje muy recomendable es la visita a las cataratas Haruru del río Waitangi, que es uno de los paisajes más sobrecogedores de Nueva Zelanda.

En la Bahía de Islas se pueden viajar a bordo de una canoa maorí de 50 pies de largo (unos 16,5 metros) siguiendo la ruta de los antiguos habitantes de la zona. Las vistas y la experiencia desde el principio son únicas y significativas, ya que este río ha sido una parte importante de la historia local de los maorís.

Es una experiencia que se pretende compartir con todos aquellos interesados en conocer este lugar de una forma distinta, viviendo la experiencia. También se pueden escuchar las historias relacionadas con el río Waitangi y la gente, algunas de ellas alegres y otras trágicas, este río siempre ha sido parte clave de la vida de los habitantes locales.

El viaje acaba con la llegada a la base de las cataratas Haruru donde se puede sentir la fuerza del agua, y según los maoríes de la fuerza vital y de Papatuanuku, la madre tierra.

Dentro de los viajes Katoro Waka hay un viaje con fines educativos dentro del cual se pueden visitar lugares históricos entre los cuales se descubren los primeros asentamientos de la región.

Central de vacaciones