Austria, no te lo puedes perder

Lo que no puedes perderte en tu visita a Austria

Austria es un país pequeño situado en el corazón de Europa, un destino que no te puedes perder, lleno de atractivos, bellezas naturales, mucha historia y cultura. Su capital, Viena, con sus palacios imperiales grandiosos, es uno de los espacios urbanos más dinámicos del Viejo Continente. Con uno de los mejores índices de calidad de vida del mundo, Austria cuenta con unos paisajes impresionantes: picos nevados, escenario de sueños en las montañas, lagos y pequeños pueblos. Sin contar que los Alpes austriacos hacen del país un destino ideal para los amantes del esquí.

El país cuenta con nueve Patrimonios de la Humanidad de la Unesco. Montañas, castillos, llanuras fértiles del Valle del Danubio, espectaculares bosques en Viena y sus alrededores, hacen de Austria una nación sumamente atractiva. Ya sea en un paseo de un día a partir de los países vecinos como Italia, Suiza, Alemania o itinerario con días o semanas, no dejes de incluir a Austria en tu programación.

Obertraun

La zona montañosa de la ciudad de Obertraun alberga el Complejo Obertraun, donde es posible practicar el esquí en invierno, trineo, snowboard, ya en la primavera y el otoño son ideales para visitar las minas de sal, hacer largas caminatas y paseos en bicicleta de montaña. En verano se puede nadar en el lago Hallstat, visitar ciudades cercanas, o simplemente relajarse al sol. La zona fue agregada a la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Gmunden

Cuenta con calles estrechas callejuelas, hermosos edificios y un pequeño puerto de la ciudad de donde salen los barcos para excursiones por el lago. La ciudad también es uno de los centros de cerámica en Europa. Un paseo por la ciudad dura por lo menos una mañana o una tarde. Destaca el castillo Seeschloss Orth.

Viena

Viena es una ciudad sorprendente y encantadora, llena de museos, palacios, hermosas catedrales e historia. Durante muchos siglos fue la ciudad más importante de Europa, y también la capital de la dinastía de los Habsburgo, que gobernó su imperio desde Viena por seis siglos. El Palacio de Belvedere, el Palacio Imperial de Hofburg, el Palacio de Schönbrun, son sólo algunos ejemplos de la rica herencia de la ciudad. Viena es atravesada por el río Danubio, uno de los mayores símbolos de la ciudad, muchas veces es llamada “Ciudad de los Artistas”, por haber sido cuna de varios de ellos. No dejes de conocer sus magníficos palacios y su centro histórico, que es considerado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

El valle del Wachau

Este corto tramo del Danubio, de solo 36 km de un total de 2.800, entre la ciudad de Krems y Melk, es la parte más pintoresca y hermosa de toda la extensión del río Danubio. En las dos orillas están ruinas de castillos, pueblos, ciudades medievales y hasta viñedos. Desde 1955, la región es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El Valle del Wachau es productor de duraznos y vino, por lo que las laderas a lo largo del río son tomadas por los viñedos. Alberga preciosas iglesias barrocas e incluso ruinas de un castillo donde Ricardo Corazón de León estuvo encarcelado, en Dürnstein.

Krems An Der Donau

Esta hermosa ciudad situada en la orilla izquierda del Danubio, en un entorno de viñedos, Krems marca el inicio del Wachau. Cuenta con calles empedradas y una hermosa arquitectura.

Melk

A sólo 1h15min de tren de Viena se encuentra la ciudad de Melk y la Abadía Benedictina de Melk, el monasterio más famoso de Austria, que se encuentra en una colina con vistas a la ciudad y el Danubio. Destaca el interior del monasterio, además de la biblioteca y el salón de mármol.

Graz

Graz es una de las ciudades más atractivas del país. La capital de Estiria, es la segunda ciudad más importante de Austria y una de las más tranquilas. Destaca por su conjunto de museos y Palacios, como el de Estiria en Joanneumsviertel y el Castillo de Eggenberg que es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Eisenstadt

Eisenstadt es la capital más pequeña de Austria y se encuentra a 50 km de Viena, su principal atracción es el Palacio de Esterházy, imponente residencia de los príncipes y aristócratas húngaros. También destaca la montaña de Kalvarienberg y la catedral Martinsdom, cuyos orígenes se remontan al siglo XIII.

Lagos de Salzkammergut

Este paraíso con más de 70 lagos azules cristalinos, rodeados por montañas, alberga un espléndido telón de fondo y un clima único. Ideal tanto para unas vacaciones de verano o de invierno. Con una infinidad de excursiones, ya sea en barco, pesca, natación o simplemente para relajarse en las orillas de los Lagos de Salzkammergut.

Bad Ischl

Bad Ischl fue el sitio ideal para retiros de verano de la familia imperial en el régimen de los Habsburgo. Hoy en día, la ciudad atrae a muchos visitantes por cuenta de sus aguas termales. Destaca el Salzkammergut Therme.

Hallstatt

La pequeña ciudad de Hallstatt se encuentra en una región de lagos y montañas, con casa en tono pastel, cisnes y lago verde cristalino. Desde Hallstatt es posible visitar una mina de sal en la actividad, la Salzbergwerk, para ello basta con tomar el teleférico del sur de la villa hasta la entrada de la mina en el monte Salzberg. Una vez en la región se puede aprovechar para conocer las cuevas de piedra caliza de Dachstein, que se encuentra a 21 km y tiene unas vistas impresionantes de la región.

Salzburgo

Esta ciudad se localiza una región privilegiada de Austria, rodeado de lagos y valles, con diversas atracciones, como fuertes medievales, monasterios, edificios históricos, museos, palacios e iglesias. Con vistas a la Fortaleza de Hohensalzburg, la ciudad está rodeada por el paisaje de los Alpes, lo que proporciona una belleza indescriptible. La gran cantidad de iglesias hizo que la ciudad fuera conocida como “la Roma Alemana”, pero Salzburgo es conocida también por ser la tierra natal de Mozart. El centro de la ciudad antigua es Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la Humanidad por la Unesco.

Innsbruck

Innsbruck, la capital del estado de Tirol, es una agradable ciudad de Austria, que se encuentra justo en la frontera con Alemania y en el corazón de los Alpes. Por la ciudad se encuentran dispersos herencia de joyas culturales, como el “Tejado de Oro”, que fue colocado en la Iglesia de la Corte. Innsbruck también causa admiración por el impresionante paisaje montañoso de los alrededores. Destaca la subida a la cima del Seegrube, situado a unos 2.000 metros de altura, desde donde se puede disfrutar de espléndidas vistas, tanto en verano como en invierno. El Palacio Imperial de Hofburg, el Castillo de Ambras, la Torre Ottoburg y la Basílica Wilten son otras de las atracciones imprescindibles de la ciudad.

Werfen

Werfen se encuentra a 45 kilómetros al sur de Salzburgo y posee pequeñas iglesias interesantes, además de albergar en sus alrededores, la Fortaleza de Hohenwerfen, construida en lo alto de una montaña, que data del siglo XI, que hoy es un museo.

Eisriesenwelt

Escondida en lo alto de los Alpes austríacos, la mayor formación de cuevas de hielo del mundo, ubicada en Werfen, Austria, la Cueva de Hielo de Eisriesenwelt es un espectáculo natural impresionante, sus formaciones rocosas de hielo se formaron por las bajas temperaturas y las corrientes de agua que atraviesan la montaña. Aunque es la mayor cueva de hielo del mundo, sólo el primer kilómetro de la cueva, donde se hacen los tours, está cubierto de hielo, el resto es de piedra caliza.