Borgoña es la tierra del vino

Francia es un país mundialmente famoso, por dedicarse a cultivar uno de mejores turismos a nivel internacional. Una de las regiones más célebres y conocidas de esta nación es la ciudad de Borgoña. Una región ampliamente conocida por sus fascinantes viñedos, esplendor de sus calles, arquitectura y gentilicio.

La ciudad de Borgoña se encuentra localizada en el departamento de Yonne, en la frontera con la Isla de Francia, Champaña Ardenas y Ródano, Alpes y Auvernia, al noreste de Francia. Su economía es básicamente agrícola, siendo un importante productor de cereales como trigo, cebada, aceite, ganadería y vinos borgoñones, que durante los años ha podido desarrollar en gran medida el proceso de producción.

Los vinos son el principal atractivo de esta región, pero en su armonía culinaria, destacan los bœuf bourguignon, los caracoles, la mostaza, y jambon persillé.

Un sitio turístico increíble es Dijon. Un destino caracterizada por poseer El palacio de los Duques, el Estados de Borgoña, la Torre de Felipe el Bueno, el Museo de Bellas Artes y el Ayuntamiento. La abadía de Fontenay es un enorme complejo de la historia antia, que se mantiene muy buen conservado.

El Parque Natural Regional de Le Morvan es una espectacular atracción natural en Borgoña y se divide entre los territorio de Côte-d’Or, Nièvre, Saona y Loira y Yonne. Además, sus enormes lagos y aguas bravas, lo hacen el lugar perfecto para la práctica de deportes extremos.

Borgoña posee muchísimos lugares de interés entre los que destacan las Fuentes del Sena, el canal de Borgoña y la abadía Citeaux. También existen lugares donde se pueden recorrer los viñedos, conocer el proceso de producción y vivir una experiencias inolvidables.

Central de vacaciones