Conoces OTTAWA en Canadá?

 

Una metrópolis en la que se respira paz y tranquilidad

 

Ottawa es la capital  de Canadá, y la cuarta mayor ciudad del país. A orillas del Río Ottawa, contiene las desembocaduras del Río Rideau y el Canal Rideau. Esta ciudad tiene sus encantos y un sinfín de lugares para explorar. Ottawa cuenta entre sus edificios históricos, veinticuatro obras declaradas como Obras de Interés Nacional.

La parte más antigua de la ciudad se conoce como Lower Town, y ocupa un área entre el canal y el río. El Canal Rideau es el alma de la ciudad de Ottawa. En invierno se transforma en la pista de patinaje sobre hielo más grande del mundo. En verano permite disfrutar de una ruta recreacional en barco. Espectáculos, paseos patinando o montando en bici a lo largo de la orilla son sólo algunas de las cosas que te ofrece el Canal, además de senderos arbolados y parques a sus alrededores.

 

La Colina del Parlamento es donde se realizan las celebraciones populares, conciertos, obras de teatro y eventos culturales. El impresionante edificio del Parlamento recuerda a las construcciones victorianas europeas. Su gran atractivo es el cambio de guardia que se realiza a las 10 de la mañana en punto sobre el verde césped, y que representa un desfile de media hora aproximadamente. Aquí también se realiza el desfile del Día de Canadá.

 

El Museo de Bellas Artes de Canadá, un edificio diseñado en vidrio y granito, impacta a los amantes de la arquitectura. En su interior se aprecia una importante colección de pintura canadiense, con obras también de Francis Bacon, Salvador Dalí, Henri Matisse, Claude Monet, Rodin, entre otros.

 

El perfecto lugar para ir de compras

En el centro de la ciudad, ir de compras resulta llegar al paraíso, por su gran cantidad de tiendas de artesanías y boutiques. El mercado ByWard es la mayor atracción de Ottawa para hacer compras, visitar restaurantes, apreciar arte y disfrutar de verdadero entretenimiento. Existen más de 260 puestos de granjeros locales y más de 500 establecimientos. Otras zonas populares son la calle Sparks y los centros comerciales Bayshore, St. Laurent y Place d’Orleans. Por la noche, la movida de Ottawa también se centra alrededor del mercado, en las calles Bywardm Clarrence, York, donde se agrupan restaurantes, discotecas y bares.

 

El Courtyand Restaurant es un edificio de piedra considerado patrimonio histórico del mercado ByWard. Tiene un gran patio ideal para comer al aire libre en las épocas de primavera y verano. La variedad de sus platos a buen precio y la calidad de los productos lo convierten en un interesante sitio que conocer y disfrutar. La bodega del restaurante es una de las mejores de la ciudad, donde se pueden tomar vinos de varias regiones del país.
El Niágara Parkway ocupa un área que abarca desde Fort Erie, en el sur, hasta Fort George al sureste del centro urbano de Niagara-on-the-Lake. El paseo permite conocer varios pueblos situados a lo largo del río, antes de llegar a las Cataratas del Niágara. También permite acceder a varias atracciones, incluyendo los Rapidos de Whirlpool, el Conservatorio de Mariposas, y el Monumento de Brock en Queenston Heights.

 

Ottawa es sin dudas un destino magnífico para vacacionar. Ofrece todo aquello que caracteriza a la nación canadiense, concentrado en un solo sitio. ¿Qué más se podría pedir, sino un pasaje para llegar cuanto antes?