Conociendo los países escandinavos

Los reinos de Noruega, SueciaDinamarca componen Escandinavia en la definición más estricta.     Islandia y las Islas Feroe, por su población descendiente de escandinavos; las islas Åland, por su población étnica sueca; y Finlandia, por su conexión histórica con Suecia y su minoría escandinava, forman parte de Escandinavia en el uso extendido del término.

Son considerados países escandinavos, desde la perspectiva de la geografía, a todos aquellos que están situados en la Península Escandinava: Noruega y Suecia, y también a aquellos cuyas lenguas provienen de los idiomas de esa región: Noruega, Suecia, Dinamarca e Islandia.

Muchas veces hay confusión a la hora de definir cuál es la diferencia entre los países nórdicos y los escandinavos. Geográficamente, la península escandinava está integrada por Suecia y Noruega y el término escandinavo es usado para nombrar o reunir a Suecia, Noruega y también Dinamarca. También estos países están unidos por una historia pasada en común, ya que allí vivieron los vikingos en la antigüedad.

Noruega es un país muy extenso, aunque la mayor parte de la población está ubicada en las zonas del centro y sur del país, debido a los intensos fríos de las regiones del norte. Limita con Rusia, Finlandia y Suecia. Es un país rico en recursos hídricos y naturales en petróleo y gas, motivo que los posiciona muy bien dentro de la Unión Europea, ya que allí existen países continentales escasos en ese tipo de recursos, como es el caso de Alemania o España.

Noruega ha desarrollado un rápido crecimiento en su economía, a partir de la Segunda Guerra Mundial y hoy es uno de los países con mayor riqueza en todo el mundo, sin contar con el alto nivel de vida de sus habitantes. Además, está en el tercer lugar de los países exportadores de petróleo, luego de Arabia y Rusia.Suecia también posee un alto nivel de vida. Cuenta con  algo más de 9 millones de habitantes y es el tercer país más extenso de Europa. Tienen como prioridad la conservación y el cuidado del medioambiente y la conservación de la energía. Es rico en recursos hidráulicos, aunque carece de minas petroleras y otros recursos energéticos y minerales.

Escandinavia: Conozca los países nórdicos

Tierra de los Vikingos, Fiordos, museos, gastronomía y simpatía, al Norte de Europa la Escandinavia es formada por algunos de los países más desarrollados del mundo: Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia e Islandia. Conocidos por el frio que permanece durante casi todo el año, los países nórdicos están en la lista de los preferidos de quien gusta de bajas temperaturas.

Todos los países encantan a todos por la belleza natural de sus numerosos paisajes variados, desde sus casas coloridas, impresionantes montañas y bellísimos fiordes de Noruega, las verdes planicies de Dinamarca y Suecia. Cuenta además con otro gran fenómeno natural además del Sol de la Media Noche, que atrae a los turistas para el norte de Escandinavia, la “Aurora Boreal”.

Conozca los países nórdicos y comience a planear su próximo viaje A Europa.

Noruega
Su capital, Oslo, es una de las ciudades más vibrantes de toda Escandinavia, con una animada vida nocturna a base de clubes y pubs. Además de eso, la capital combina su rostro más moderno con el legado histórico de dar buena fe, la Galería Nacional y el Museo Munh, entre otros espacios destacados de la ciudad. Además de su vibrante vida nocturna, Noruega es conocida por sus paisajes únicos. Los conocidos fiordes del país nórdico han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad, porque es uno de los mayores espectáculos naturales por su increíble belleza y también por su gran extensión.

Suecia
La riqueza del país nórdico se encuentra distribuida por todo su territorio. Su capital, Estocolmo, se extiende sobre el Mar Bático, donde expone sus 700 años de historia, en un total de 14 islas. El lago Malaren significa toda la ciudad que disfruta de un carácter marcadamente cosmopolita y cuenta con un gran repertorio de boutiques de diseñadores renombrados suecos de gran fama internacional.

Dinamarca
Copenhagen, la capital más famosa del norte de Europa. Descubrirla se convierte en toda una aventura desde sus sinuosas calles de la ciudad vieja que podemos recorrer sobre bicicleta. Sus cafés y palacios reales dan a la ciudad un aire aristócrata que convive con el aspecto vanguardista de los edificios donde se encuentra el músculo financiero del país.

Finlandia
La mejor época para disfrutar de la capital finlandesa, Helsínquia, es ciertamente en el verano, cuando hay un mayor número de horas de sol que permiten disfrutar de sus muchos mercados y terrazas. La bicicleta es el mejor medio de transporte para pasear y visitar algunos de sus monumentos como la Fortaleza Soumenlinna, la Catedral Uspenski y la Iglesia Temppliakio. Sin embargo la atracción principal es la vida nocturna en verano, donde es posible disfrutar del aire libre, gracias a las temperaturas amenas que presenta la ciudad.

Islandia
Geológicamente, Islandia sigue siendo una zona particularmente reciente de nuestro planeta, por lo que la naturaleza continúa impregnando toda su creatividad para generar, allí, paisajes volcánicos y glaciares sin igual.

Central de vacaciones