Costa de Cantabria

La Costa Cántabra se distingue del resto de costas españolas por la presencia de las rías, brazos de mar que se internan en la costa, sometidos a la acción de las mareas,  y cuyos nombres son diferentes a los de sus ríos.

Además de las rías la Costa Cántabra es diferente del resto por costas altas con tendencia al desarrollo rectilíneo, acantilados calizos que por su oposición a las olas han generado pequeñas islas y barreras arenosas en los estuarios debido a las corrientes encontradas.

Por todo ello y debido a sus accidentes geográficos los turistas podrán disfrutar de los beneficios de la singularidad de la Costa Cántabra como las islas, las rías, las playas, los faros y la Bahía de Santander, el mayor estuario de la costa norte de España.

Ofertas Costa Cantabria

La lista de islas e islotes del litoral cántabro son numerosas y entre todas ellas cabe destacar la islas de Santoña-El Buciero en el municipio de Santoña, la Virgen del Mar, el Mouro, la Torre y Horadada en Santander, San Pedruco e Islita de Oliva en Noja y los Urros de Liencres en Piélagos.

Las playas más bonitas y espectaculares de la costa son la Playa de Comillas situada en el municipio de Comillas, la Playa de Usgo y la Playa de Cuchía en Miengo, la Playa de Valdearenas y Canallave en Piélago, la Playa de Loredo y la Playa de Langre en Ribamontán al Mar, la Playa de la Salvé en Laredo, la Playa de Brazomar en Castrourdiales, la Playa de Berria en Santoña y la Playa de la Concha en Santander.

Las playas cántabras presumen casi todas de contar con el galardón de Bandera Azul gracias a sus instalaciones y servicios entre los que cabe destacar la asistencia sanitaria y acceso para minusválidos.

Los cabos son otros de los principales elementos que diferencian a la Costa de Cantabria del resto como el Cabo y Faro de Ajo, el Cabo de Oyambre en San Vicente de la Barquera, el Cabo Menor y el Cabo Mayor de Santander y el Cabo Quejo situado en el municipio costero de Arnuero.

Además de las playas, las rías y los cabos, los faros son otro punto de interés turístico. La Costa Cantábrica tiene nueve faros que se encuentran en las localidades de San Vicente de la Barquera, Santoña,  Santander, Ajo y Castro Urdiales.  Los más famosos son El Cabo Mayor situado en Santander es el más antiguo de todos y conserva en perfecto estado su torre construida en el siglo XIX, el Faro del Cabo de Ajo, el Faro del Castillo de Santa Ana en Castro Urdiales y el Faro de la Isla Mouro en Santander.

La Costa Cántabra también posee espacios naturales espectaculares como el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel con casi 7.000 hectáreas, el Parque Natural Macizo de Peña Cabarga situado en la bahía de Santander y el Parque Natural de Oyambre y el Parque Natural de las Dunas de Liencres que son los más importantes de la Costa Cantábrica.

Debido a que Cantabria es una comunidad fundamentalmente costera su gastronomía está muy influida por su proximidad al mar y existen una serie de platos y productos típicos que no os podéis perder como las anchoas de Santoña, los calamares a la romana, la sepia en su tinta, el bonito del norte, el pastel de cabracho, las nécoras, los centollos, el salmón y la trucha terciada de las cuencas altas de sus ríos.

Además de los pescados y mariscos, el vacuno es la carne por excelencia de la Costa Cantábrica siendo el cocido montañés uno de sus platos estrella, acompañado de vinos exquisitos ya que Cantabria cuenta con dos certificaciones de origen de vino, el Vino de la Tierra Costa de Cantabria y el Vino de la Tierra de Liébana.

Central de vacaciones