Cuzco y Machu Pichu


Esta es, la ciudad más visitada del Perú. Su gran fama se centra en las famosas ruinas de Machu Pichu. También se llama: Cuzco, aunque el nombre oficial es: Cusco. Este nombre significa el “ombligo del mundo” en el quechua.

Se encuentra al sur del país, a orillas del río Huatanay, y cuenta con aproximadamente 300.000 habitantes. La ciudad tiene arquitectura colonial como la mayoría de las ciudades colonizadas por los españoles. Pero, al mismo tiempo ,también conserva construcciones pre-colombinas, lo que permitió que sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Entre las construcciones que deben ser visitadas por el turista estan: el barrio de San Blas, donde se concentran los habiles artesanos peruanos; la calle Hatun Rumiyuq (de la Roca Mayor), donde se puede apreciar el palacio de Inca Roca y la piedra de 12 ángulos; el convento y la iglesia de La Merced, de estilo barroco renacentista; la Catedral y la Plaza de Armas, etc.

Pero, el mayor atractivo sigue siendo Machu Pichu, que se encuentra al noreste de Cusco, a 129 km sobre el río Urubamba. Se encuentra a una altitud de casi 2400 m.s.n.m.

Machu Pichu (que significa montaña vieja en quechua) es una de las reliquias arqueológicas más importantes del mundo. Su arquitectura es una obra maestra, tanto por el adecuado uso del paisajismo como por las técnicas de construcción y agrícolas utilizadas. Se cree que se uso como palacio y santuario a la vez.

La zona edificada es de 530 metros de largo por 200 de ancho e incluye al menos 172 recintos. El complejo de Machu Pichu está dividido en dos zonas: la zona agrícola, formada por conjuntos de terrazas de cultivo, al Sur; y la zona urbana, donde se desarrollaron las actividades civiles y religiosas.

Qué ver en Machu Picchu

Machu Picchu es el orgullo nacional del Perú, desde que fue elegida como una delas 7 maravillas del mundo no ha parado de recibir visitantes. Es un gran complejo arqueológico que atrae a miles de personas, además recorrer las calles de los alrededores. Si estás por viajar a Cusco, no puedes perderte todo lo que te ofrece Machu Picchu. Entre los atractivos turísticos que no se pueden dejar de visitar están las terrazas del sector agrícola, el Templo del Sol, el Templo PrincipalLa Piedra Intihuatana, etc.

  1. Intihuatana

Se trata de uno de los lugares que todos los turistas recorren en Machu Picchu. Es una piedra labrada, a la cual se le ha atribuido la función de reloj solar. El nombre se da por “lugar donde se da bien el sol o lugar donde se amarra el sol”.

 

  1. Puerta del sol (IntiPunku)

Para aquellos que han recorrido el camino del inca tendrá un primer contacto con la ciudadela de Machu Pichu a través del IntiPunku. Este lugar conserva los muros labrados en piedra y nos ofrece una vista privilegiada.

 

  1. Huayna Picchu

Quienes visitan a Machu Picchu no pueden perderse de la estructura impresionante. Desde aquí se podrá observar toda la belleza que nos ofrece el santuario. Sin duda te quedarás maravillado con el complejo arqueológico.

 

  1. El Torreón

Ha sido desarrollado con grandes y finas piedras, ésta mide alrededor de 3 metros de altura y está construido sobre el bloque de granito. Algunos pobladores de la ciudad cuentan que fue una especie de templo consagrado para la observación astronómica.

 

  1. El templo del Cóndor

Se trata de un templo religioso, es la arquitectura se puede observar cómo fue un lugar de sacrificio y tortura. Se dice que aquí los prisioneros eran amarrados a la roca que se eleva con forma de cóndor. Además, se puede ver los canales para drenar la sangre.

 

  1. Templo de las tres ventanas

En lo más alto de toda la plaza sagrada nos encontramos con el templo de las tres ventanas. Como su nombre lo dice cuenta con tres ventanas en forma trapezoide, desde aquí podemos maravillarnos con las vistas de las montañas.

Esta increíble expresión de la arquitectura y la civilización de los incas, ya esta incluida entre las 9 maravillas del mundo.

 

¿Cómo llegar a Machu Pichu?

Se puede llegar a Cusco por vía aérea o terrestre desde Lima. Por avión queda a una hora de viaje, por tren y por ómnibus se puede tardar más de 24 horas, pasando por otras ciudades y por alturas superiores a los 4000 m.s.n.m.

Para llegar a Machu Pichu, se debe tomar el tren, y realizar un viaje adicional de 4 horas. Para subir a la ciudadela se puede tomar un bus (20 minutos) o realizar este último tramo a pie.

Pensemos en Cuzco hace 575 años atrás, imaginemos  los rostros de las personas que vivían en la ciudadela; imaginemos las terrazas llenas de la orfebrería de oro, los altares con las ofrendas al dios INTI, la comida y a la gente trabajando alrededor.

Cuando uno se proyecta un viaje por el Perú, el destino cumbre, la experiencia esperada, es el recorrido de Cuzco.

Esperar la salida del sol, a primera hora de la mañana, cuando aún la niebla abraza al ciudad, es de las experiencias más recomendadas e imperdibles. El lento ascenso hacia la ciudadela de Machu Picchu se inicia por el mirador, para luego descender hasta  perderse entre las rocas. Después de una hora y media que dura el recorrido guiado (y si has reservado la oportunidad tres meses antes, como te recomiendan) puedes subir a Huaynapicchu o la Puerta del Sol.

El complejo arquitectónico mantiene  el diseño clásico-inca de piedras rectangulares perfectamente pulidas y puestas una sobre otra. Aquellas más trabajadas señalaban un lugar ceremonial, es decir, su significado religioso era de una categoría más alta. Sus sistemas trapezoidales contra sismos y la perfección de cada muro, revela un ingenio arquitectónico superior y nos muestra un tipo de construcción adelantado a su tiempo, vuela la imaginación del tiempo y trabajo que tomó construir la ciudad.

La ciudadela está arriba en la montaña, entre Huaynapicchu y Macchupicchu. Aún ahora, se sigue trabajando con cuidado la tierra que rodea esta maravilla, pues hay ruinas que todavía están cubiertas por vegetación y no han sido restauradas.

Huayna picchu

La palabra proviene del Quechua “huayna” que significa joven y “Picchu”, que significa “montaña”, traducido al español “Montaña joven”,  situada al frente de la montaña vieja “Machu Picchu”. Por su ubicación, por ser la montaña que obtiene la vista directa desde el mirador, es la montaña que aparece en todas las fotos y postales del sitio.

Resguarda las ruinas y da como recompensa, a todos los que subieron la escalinata de 1 hora hasta su cumbre, una hermosa vista panorámica de las ruinas, el cañón y los ríos que brotan de las montañas aledañas para juntarse al Urubamba. Un lugar realmente energético. Recomendamos evitar respirar con la boca y tomar agua cada cierto trecho, ya que el ascenso es pesado y duro y requiere mucho físico de parte de la persona.

Una vez arriba, hay un camino que va a la parte posterior de la montaña y llega al Templo de la Luna. Por su detalle y finura se cree que fueron cuevas que tuvieron usos funerarios y que las tumbas fueron saqueadas.

El camino está restringido (400 personas al día en dos turnos) y es necesario reservar al mismo tiempo que se compra la entrada a Machu Picchu. Al boleto general se le agrega como 12 dólares más.

 

Aguascalientes

Aguas Calientes es la ciudad a la cual arribas antes de emprender el camino a Machu Picchu, es el pueblo de Machu Picchu, por así decirlo. Su población no asciende de los mil pobladores y su principal actividad es el turismo.

Las casas se pierden entre tanto comercio. Las caminatas se vuelven difíciles con tantos gritos de ofertas. Cientos de puestos artesanales, restaurantes y hospedajes, pintan al pueblo. Sin embargo tan sólo una mirada arriba, basta para escaparte en lo alto de las montañas que rodean el concurrido lugar.

 

Aguas termales

Un punto obligado en Aguas Calientes, son las Aguas Termales, se llega fácilmente, los pobladores conocen cada centímetro de este pequeño pueblo y su amabilidad solo el comparable con su gentileza. Estas aguas termales es una fuente natural de azufre, la cual brota de la roca. Con piscinas adecuadas a diversas temperaturas (38°C a 46°C) es fácil relajarse después de las largas caminatas. Su efecto curativo se disfruta entre las montañas magistrales y su vegetación verde y natural, lo convierte en un lugar privilegiado y visitado. En las instalaciones hay una pequeña cafetería, vestidores y servicio de lockers y toallas.

Recomendamos visitar el lugar muy temprano por la mañana, para disfrutar la sensación de relajo en todo el día y porque, por la tarde comienzan a llegar los turistas que bajan de Machu Picchu y el lugar se llena.

 

¿Cómo llegar a Aguascalientes?

Llegar a Aguascalientes es una odisea necesaria. Enclavado en el cañón, donde circula el Río Urubamba, las únicas formas oficiales de alcanzar el famoso pueblo es caminando o en ferrocarril. Te presentamos las dos maneras:

En tren: con diversos puntos de abordaje (Poroy, Ollantaytambo, Km 82), es la mejor opción (y la más usada) por los turistas con niños y por los turistas que tienen poco tiempo para perder. El recorrido más largo, dura hasta tres horas y media. Se debe comprar el boleto de tren con tres o dos días de anticipación, ya que estos tienen asientos limitados; los boletos se tienen que comprar personalmente, dada las regulaciones de Cuzco, es necesario que el encargado de emitir el billete de tren compruebe (mediante DNI o PASAPORTE) la identidad de cada uno de los que abordarán el tren.

 

A pie por el Camino Inca: esta maravillosa opción de 40 kilómetros de un camino empedrado y  construido por los incas que conduce a la asombrosa ciudadela de Machu Picchu. El camino comienza en el kilómetro 82 de la línea férrea (poblado Pisqacucho), al cual se puede llegar en tren o carro desde Cusco.

Dependiendo del guía que contrates, el recorrido dura de 3 a 4 días (algunos optan por la opción de una semmana) de intensa caminata. Durante el trayecto cruzas sitios arqueológicos, cascadas, altitudes de hasta 4200 m.s.n.m, ceja de selva, para culminar la caminata gloriosamente entrando por la Inti Punku (puerta del sol). Se recomienda reservar con 4 meses de anticipación, ya que las regulaciones del Camino Inca, sólo permiten 180 turistas por día. Algunos de los sitios que visitas son: Wayllabamba, Valle del rio Pakaymayu, paso del Warmiwañusqa (punto más alto del recorrido), Runkuraqay, Yanacocha, Sayaqmarka, Runkuraqay y ruinas de Phuyupatamarca.

También se recomienda llevar un curso de trekking de preparación, ya que las intensas caminatas y el recorrido mismo, necesitan de un cuerpo adecuado a la presión y el ejercicio físico que se exige.

Caminando por rutas alternativas: Si por esas cosas, no lograste reservar a tiempo y el caminar te parece buena opción, hay otras opciones que puedes considerar. Dependiendo del guía que contrates, una de las rutas alternativas más popular es la de 5 días, comenzando en Mollepata y siguiendo a Santa Teresa para después terminar en Aguascalientes y subir al siguiente día a Machu Picchu. No son los Caminos del Inca, son rutas no preparadas que te llevan de la ciudad de Cuzco a Aguas Calientes.

 

¿Cómo llegar de Aguascalientes a Machu Picchu (sitio arqueológico)?

En bus: Aguas Calientes es un pueblo atrapado en calles angostas, debido a esto, no hay ni un solo carro (pero los burros de carga y los caballos, abundan). Hay buses que funcionan a la hora inglesa y hacen el recorrido de 50 minutos con los pasajeros que recogen de un paradero ya señalizado. El recorrido ida y vuelta asciende hasta los $20 US. También se puede pagar sólo la ida y el regreso bajar caminando. Los buses salen desde las 5:30 horas desde el centro de Aguascalientes. Es recomendable comprar el boleto el día anterior.

Caminando: en pendiente por escalones con una duración de 45 minutos aproximadamente. Es una buena opción para los que no suben a Huaynapicchu, pues es una caminata similar y es mejor no gastar las energías desde el principio.