Disfruta la Semana Santa en Valladolid

 

También conocida como Pucela, Valladolid es una ciudad del norte de España, que pertenece a la comunidad de Castilla y León.

 

La historia de Valladolid es similar a la de muchas otras ciudades españolas. El primer asentamiento se remonta a tiempos antiguos, que vieron la presencia en el territorio de los celtas antes de los romanos, hasta la conquista por los árabes. La reconquista siguiente tomada por el mundo católico impulsó a la ciudad a una verdadera edad de oro que la vio convertirse en la capital del imperio español de Carlos V.

 

Hoy Valladolid es uno de los destinos vacacionales más populares de los turistas que vienen aquí de todas partes del mundo para admirar sus fabulosas maravillas y obras arquitectónicas. Estas incluyen la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, la Iglesia de Santa María la Antigua, la Iglesia de San Pablo, la Iglesia de San Juan de Letrán, la casa de Cristóbal Colón y el importante Museo Nacional Colegio de San Gregorio, famoso por preservar las obras de escultura policromada, renacentista y barroca.

 

El patrimonio artístico, representado por las iglesias, museos y edificios públicos, se acompaña de un importante patrimonio cultural que hace de esta ciudad una de las joyas más prestigiosas de España. Este patrimonio cultural tiene su guinda en la Semana Santa, durante la cual se celebra la sugestiva fiesta de la Pascua. Organiza tu estancia en uno de los hoteles en Valladolid y disfruta de su fiesta más sagrada.

 

Declarada de Interés Turístico Nacional, la Semana Santa de Valladolid está dividida, día por día, en eventos preparados por las distintas hermandades en las que se divide la ciudad. Entre la devoción y el folclore y el arte sagrado, la Semana Santa de Valladolid es el triunfo del sentido religioso combinado con la estética. Lo que distingue a las festividades de Semana Santa en Valladolid de los de otras ciudades españolas es precisamente el arte. Durante el pintoresco desfile de procesiones por las calles de la ciudad, se pueden admirar los crucifijos y estatuas policromadas de las más bellas del mundo. La ceremonia culmina en el Viernes de Pascua, cuando los hombres a caballo por la ciudad recitan el Sermón de las Siete Palabras que dan inicio al corazón del Oficio de Pascua. A esto le sigue la procesión más importante que termina cuando la bella estatua de la Virgen de las Angustias se transporta dentro de los muros de la iglesia.