El exótico Castillo de Turku en Finlandia

 

Finlandia es un destino exótico para el turismo y durante 2011 la ciudad de Turku fue la Capital Europea de la Cultura.

Por esa razón los mejores exponentes de la música electrónica finlandesa y la danza contemporánea se encuentran en una de las muestras más importantes de turismo del mundo, que se lleva a cabo en la ciudad.

Turku se encuentra entre las ciudades más antiguas del país. Nace a mediados del siglo XIII en el extremo sudoeste de las costas finlandesas, sobre la boca del río Aura. Fue capital del país entre 1809 y 1812 y durante muchos años la localidad de mayor importancia, pero después el Gran Ducado de Finlandia comenzó a darle importancia a Helsinski.

Por sus hermosas construcciones, larga historia y deslumbrantes paisajes es un destino que no debemos dejar pasar si estamos de paseo por Finlandia. Allí encontramos el Castillo de Turku, uno de los edificios más antiguos y aún en uso en el país.

La Catedral de Turku también es una joya de la arquitectura en Finlandia. El castillo goza de gran popularidad también por tratarse de la construcción medieval más antigua que sigue en pie en Escandinavia.

Fue construida en 1280 por los conquistadores suecos que deseaban una fortaleza militar para mantener sus dominios ampliados. Con el paso de los años la fortaleza creció hasta convertirse en un castillo medieval tradicional.

Durante el reinado de Gustav Basa, en pleno siglo XVI, siguió creciendo y sus funciones fueron determinadas por personalidades de todo tipo, desde comandantes y duques hasta regentes y gobernadores.

Como todo castillo, sufrió incendios, sitios, y hasta bombardeos. Los trabajos de renovación, con fines administrativos y turísticos, comenzaron después de la Segunda Guerra Mundial y hoy funciona como museo de historia.