El hermoso azul de Isla La Tortuga

 

La isla La Tortuga se encuentra ubicada en Venezuela, específicamente dentro de las Dependencias Federales, en el estado Miranda. Este hermoso lugar se encuentra conformado por dos islas: Islas Los Tortuguillos y Cayo Herradura.

La vegetación de este paraíso del caribe es típicamente xerófita, representada por las especies comunes que se encuentran en todas las zonas costeras áridas de este país. En su mayoría los fondos coralinos están muertos, lo cual no quiere decir que le reste belleza. En el caso de las praderas de hierbas marinas son muy escasas y en general suelen ocupar reducidas extensiones de los amplio fondos arenosos.

En cuanto a su fauna las aves son las protagonistas de este lugar, se pueden observar gran variedad de especies como pericos, tortolitas y paraulatas. Sin embargo la representación más significativa son las aves marinas, contando con 7 especies de garzas, gaviotas y alcatraces. Los mamíferos son muy escasos encontrándose sólo conejos, chivos y gatos.

Durante mucho tiempo se mantuvo prácticamente deshabitada, sólo los pecadores provenientes de Margarita e Higuerote la visitaban con frecuencia durante los meses de septiembre y abril. Hoy en día su atractivo turístico se ha incrementado notoriamente, posicionándose cada vez más. Es visitada por turistas a bordo de veleros y lanchas deportivas, ya que aún no se cuenta con estructuras físicas como hoteles o posadas que hagan su visita más cómodo, lo que lleva a categorizarla como un tipo de turismo de aventura dando paso a la práctica del ecoturismo.
El acceso más buscado para llegar a la isla es por la población de Higuerote, ya que allí la mayoría de las compañías turísticas, tienen sus embarcaciones dispuestas para abordar a quienes desean conocer este majestuoso lugar.

Dependencia Federal Isla La Tortuga

Al momento de tomar la decisión de embarcarse en esta aventura se deben tomar en cuenta lagunas recomendaciones, por ejemplo no llevar mucho equipaje, utilizar bolsos o mochilas (allí les llaman morrales), usar protección solar, repelente, y muchas otras que al momento le indicaran los guías del viaje.

Actualmente existen varios proyectos para aumentar su atractivo turístico y así recibir muchos más visitantes, pero sigue siendo de mayor importancia el mantener el ecosistema del lugar intacto y es que con mayor número de visitas, con el tiempo se podría ir deteriorando.

Para aquellos amantes del sol, el mar, la arena y que además desean estar en un lugar desértico, ésta sería una buena opción, brindándoles una experiencia única que sin duda los dejará con ánimos de volver.