El Museo Frida Kahlo

En el centro de Coyoacán se encuentra ubicado el Museo Frida Kahlo, uno de los sitios culturales más visitados por los turistas que visitan el país. Fue la casa que perteneció a la familia de la pintora y solamente cuatro años después de su muerte sería convertido en un museo. Se inauguró en 1958 y sus visitantes pueden observar no solo la grandiosa obra de la pintora, sino también parte de su vida personal.

El Museo Frida Kahlo permite adentrarse en la vida de la pintora

Aparte de sus asombrosas pinturas, el Museo Frida Kahlo tiene obras de Diego Rivera, el cual tenía una relación con ella y vivió allí también. Como sabemos, a Frida la atormentó durante toda su vida el accidente de auto que tuvo y que la inmovilizó de la columna. Es por ello que podemos observar camas especiales y objetos que tenía para poder pintar mientras se recuperaba.

La colección no solo queda allí; también hay una extensa biblioteca, la cual se conserva prácticamente como la dejo Frida. Si nos vamos a la cocina, podemos observar una con base de leña, ya que, a pesar de existir el gas, a la pintora le gustaban los métodos más tradicionales a la hora de cocinar. Al salir al jardín, podemos observar variadas piezas prehispánicas que la artista coleccionaba.

Como dato curioso del Museo Frida Kahlo, hay que destacar que ella pidió que la casa se abriera a todo público después de su muerte, pero que dejaran uno de los baños clausurados por quince años. Al pasar este tiempo, el baño se abrió y se encontraron infinidad de fotos, documentos y hasta juguetes que tuvieron que ser organizados y restaurados para su exhibición.

El museo actualmente cuenta con una página web en la cual se pueden adquirir las entradas y observar las colecciones permanentes. Aparte de lo ya descrito, en el museo se realizan talleres y eventos especiales de acuerdo al momento del año. Si quieres conocer mucho más acerca de la vida de Frida, la visita a su museo debe estar entre tus planes.

Central de vacaciones