Islas Griegas: Hidra

Hidra (griego Ύδρα [‘Idra], a menudo transcrito Hydra), la antigua Hidra, es una de las Islas Sarónicas, que pertenece a la periferia del Ática, Grecia. Está situada en el golfo Sarónico en las costas de Hermiona y Trozènia, al este del Peloponeso a unos 50 km del Pireo.

Tiene una superficie de 52 km² y una población de unos 2.500 habitantes. Mide unos 20 km de largo y entre 1,5 y 6 de ancho. La montaña más alta es el monte Eros con 592 metros. El clima es mediterráneo. La industria principal es el turismo y se cultivan algunos productos agrícolas. La capital es la ciudad de Hydra en el norte de la isla con unos 1.000 habitantes tiene una catedral construida en 1648 y reconstruida en 1774. Otras ciudades son Vlihos, Mandraki, molino, bist, Kauomiti, Kamini y Gyrokomeio. Tiene numerosas playas de gran belleza. Se han hecho excavaciones en el lugar de Episkopi (al suroeste) donde se han puesto a la luz construcciones de hace más de cuatro mil quinientos años.

Historia

Hallazgos arqueológicos indican que la isla fue poblada hacia el 3000 aC-2600 aC. En los alrededores del 1300 aC se establecieron los Driops que fueron expulsados hacia el 1100 aC por los dorios. Perteneció seguramente a Micenas y luego pasó a Hermíone hasta que el 525 aC la ciudad la dio a los exiliados de Samos para evitar sus ataques piráticos, pero estos la acabaron entregando a Trozen.

No se tienen informaciones de tiempo posteriores, periodo helLenica y romano, pero parece que siguió habitada pesar de ser objeto de ataques de los piratas; los habitantes probablemente buscaron refugio en medio de la isla.

Desde el 1460, refugiados albaneses que habían luchado con los venecianos contra los otomanos, se establecieron en la isla como pescadores. La primera ciudad (KIAF) se fundó en aquellos tiempos (antes sólo había algunas granjas).

A pesar de la falta de agua (que se recogía en cisternas) la emigración continuó. Familias griegas se establecieron en la isla como los Lazarou y los Zerbo (desde Hiperos), Mitarou, Nega, Gini y Goum (desde la isla de Kythnos), Tompazi (desde Esmirna), Tsamados (de Kranidi ) y Oikonomou (en Epidauro). Fue un centro comercial muy próspero durante la dominación otomana y llegó a tener veintidós siete mil habitantes en el siglo XVIII. Los isleños dominaban las rutas comerciales del Mediterráneo oriental; a finales de siglo tenía más de 150 barcos (y en total llegaron a ser casi 300).

En la época moderna fue uno de los centros de la revuelta nacional griega que llevó a la independencia. Las pérdidas durante la guerra acabaron con su prosperidad.

En 1802 Hidra fue establecida como sede de la flota griega al servicio de los otomanos. Fue enviado a la isla George Dimas Boulgaris, un griego capitán de la flota otomana. La lucha decidida de Boulgaris contra los piratas convirtió a sus habitantes en hábiles marineros de guerra. Además, Boulgaris permitió de hecho un autogobierno amplio. En 1821 tenía 120 barcos de guerra, 5.400 marineros expertos y 2.400 cañones. Hidra se sublevó el 16 de abril de 1821 bajo la dirección de Antonio Ekonomou. Durante siete años los barcos de Hidra fueron los dominadores de mar. Las muertes de la guerra, las destrucciones y el cambio en las rutas comerciales, supusieron el fin de los buenos tiempos. Miles de isleños tuvieron que emigrar, la mayoría en Atenas y el Pireo. La pesca de esponjas fue la actividad principal de la isla. A partir de 1950 la isla se convirtió en centro turístico.

Central de vacaciones