KAILUA. Un paraíso escondido de Hawaii

 

Un lugar muy atractivo de Hawaii es Kailua, un paraíso natural increíble y recomendado para unas vacaciones inolvidables. Pero si además es tu pasión visitar lugares típicos o históricos, Kailua te ofrece monumentos y sitios muy característicos para recorrer. Con su buena comida y trato especial de sus habitantes, este pequeño rincón de Estados Unidos es digno de recordar por siempre.

 

Variedad combinada con historia y tradición

Kailua es el pueblo más grande de la costa occidental de Hawaii. También lo llaman Kona, para distinguirlo de otro pueblo que se llama Kailua en la isla de Oahu. Además de ser un lugar hermoso, es famoso por ser la sede del famoso triatlón Hombre de Acero o Ironman Triathlon. En la actualidad es un destino para descansar y gozar de hermosas playas, al igual que lo fue en su época para los reyes de Hawaii. De allí que se observen en Kailua palacios de retiro usados por dicha realeza, los cuales no modifican en nada la tradición y estampa de un auténtico pueblo pesquero.

 

En la calle principal Alii Drive te encontrarás con muchas tiendas de artesanías o regalos y restaurantes hasta llegar al Palacio Hulihee. Construido en 1838 hoy día es la sede del museo que exhibe distintos artículos del Rey Kalakua y la Reina Kapiolani, entre ellos los muebles de madera de la época, así como también todos los artículos y decoraciones de la casa real.

 

Siguiendo por la misma calle puedes contemplar la Iglesia Mokuaikaua, la más antigua del pueblo de Kailua. Fue construida en 1820 y resulta bastante interesante porque toda la estructura interior está hecha de madera – como era originalmente -. A causa de múltiples incendios su parte externa fue reconstruida en piedra.

 

Al final de la calle Alii Drive, al otro lado del pequeño puerto, se encuentra el King Kamehameha Kona Beach Resort, construido en recuerdo al lugar donde falleció el rey. Allí no sólo se pueden apreciar los grandes resorts de Kailua, sino también el antiguo templo, reconstruido por el rey Kamehameha y actualmente reconocido como uno de los Monumentos Históricos Nacionales de Hawaii. Este paseo culmina en el Kailua Pier, un sitio perfecto para dejarse impactar por una puesta de sol realmente hermosa.

 

Las Playas de Kailua

En cuanto a playas, Playa Manini’owali es una de las más bellas, con arena blanca y fina que desciende suavemente hasta el agua azul turquesa. Cuando el agua está tranquila esta playa es perfecta para nada o practicar snorkeling a lo largo de los afloramientos rocosos en el extremo de la playa. Muy temprano en la mañana, cuando no hay tanta gente, la playa ofrece una vista fabulosa del océano abierto y puede ser un gran lugar para ver delfines y hasta ballenas jorobadas. Si escuchas atentamente con la cabeza bajo el agua, a veces se puede oír el canto de las ballenas.

 

La’aloa Beach Park también es conocida como White Sands Beach. Es una playa de fuerte oleaje muy utilizada por surfistas. Kalama Beach Park en la costa de barlovento de Oahu, tiene las mismas arenas blancas y aguas color turquesa como Kailua Beach Park, al sur. Kalama es un destino popular para el kitesurf y windsurf, así como para los bodyboarders.

 

Ya seas amante de la tradición de otras culturas o de los deportes acuáticos, Kailua tiene un espacio especial reservado para ti. Perfecta para un viaje en familia, con amigos cercanos o un viaje en pareja, esta isla es una pequeña joya en el estado de Hawaii.