Katmandú, un lugar para meditar

Katmandú es la capital y mayor ciudad de Nepal. Este hermoso valle se desarrolla hacia el lado sur del Gran Himalaya, es atravesado por el río Begmati y sus afluentes. Se caracteriza por ser poseedor de gran cantidad de templos y palacios budistas e hinduistas, además contiene el mayor número de imágenes de gatos, la mayoría de ellos del siglo XVII.

Kathmandu_collage

Su población es mayormente hinduista, aunque de igual manera existe una diversidad proporcionada también por otras religiones como el budismo, jainismo, islam y cristianismo.

En cuanto al idioma el nepalí es el más común y el inglés es bastante entendido por parte de los habitantes. Su población indígena habla en nepal bhasa.

Este lugar es considerado como la puerta de entrada al turismo de Nepal, siendo una importante fuente de ingresos para los habitantes. Suele ser visitada por peregrinos hinduistas y budistas de todo el mundo.

Pasear por el colorido barrio de Thammel sería muy provechoso para el turista, ya que es allí donde se encuentran la mayoría de las tiendas y restaurantes, además de presentar la mayor oferta de alojamientos. Otros lugares que visitar podrían ser: la Plaza Durbar, el Templo de Boudhanath Pashupatinath, el parque Dreams of Gardens y el barrio de Patan.

Incluso ir hacia los alrededores de Katmandú ofrece una experiencia bastante gratificante, ya que también se encuentran lugares turísticos que merecen ser apreciados por los visitantes.

Dentro de sus festividades una de las más importantes es el Festival Maha Shivarati, también llamado la gran noche de Shiva. Es celebrado cada año durante la sexta noche del mes hindú, que usualmente suele caer entre los meses de febrero y marzo. La fiesta es acompañada por juegos y celebraciones populares y generalmente la consideran un momento de buena suerte para las mujeres. Poder asistir a ésta celebración sería una buena oportunidad para entender el significado que tiene el hinduismo para sus creyentes.

Quienes deseen apreciar el Himalaya, sin la necesidad de apartarse mucho de Katmandú pueden visitar una comunidad ubicada hacia el lado norte llamada Nagarkot, a 32 kilómetros. Lo ideal es pasar la noche en el lugar ya que de lo contrario no se obtendría una buena vista de las montañas, por lo que las mejores vistas se dan muy temprano en la mañana o por la tarde.

Katmandú brinda la oportunidad de tener un momento de meditación a quienes constantemente se encuentran sumergidos en el ajetreo del día a día.