La Costa Blanca Española

Costa Blanca

Nombre con el que se bautiza a la costa del Mediterráneo, situada al sureste de España, en la provincia de Alicante.

La Costa Blanca está compuesta por playas, calas y acantilados, que comprenden casi 300 kilómetros de playas, repartidas, a lo largo y ancho, desde Denia hasta el Pilar de la Horadada.

Denia, Jávea, Benisa, Calpe, Altea, Alfaz del Pi, Benidorm, Finestrat, Villajoyosa, Campello, Alicante, Elche, Santa Pola, Guardarmar del Segura, Torrevieja, Pilar de la Horadada y Orihuela Costa, son las localidades que componen la Costa Blanca, y en algunas de éstas se encuentran las calas más espectaculares, los acantilados más imponentes, los restaurantes más exquisitos y los bares y discotecas más divertidos de España.

Alicante es la provincia española con mayor número de banderas azules, gracias a sus instalaciones y sus kilómetros de aguas tranquilas, cálidas y transparentes.

La Costa Blanca gracias a sus playas y su clima, es una de las más visitadas, por los turistas, a lo largo de todo el año. La costa presume de múltiples y diferentes playas y restaurantes, para todos los gustos; desde playas de arenas doradas, escondidas, a las que no se puede acceder por un paseo marítimo y tienes que esforzarte por llegar hasta a ellas y descubrirlas, hasta las playas más pobladas y animadas. Por su parte, la gastronomía mediterránea es por excelencia una de las más ricas, sanas y variadas.

Ofertas Costa Blanca

Las playas y calas de la Costa Blanca que merecen especial mención, y gozan de mayor reconocimiento y popularidad, son: la isla de Tabarca, playa de Levante de Benidorm, playa Racó de l´Abir de Alfaz del Pi, playa Marineta Casiana de Denia, playa de la Fossa de Calpe, playa de la Roda de Altea, la playa Santa Pola del Este, la playa de la Mata en Torrevieja, playa de Cabo Roig donde se encuentra la Cala Capitán, la Playa de la Caleta en Caboroig, Playa de Aguamarina en Campoamor, Cala Estaca en Playa Flamenca, y la Playa de las Mil Palmeras.

Además de éstas, existen en la Costa Blanca, muchas más playas de aguas cálidas, transparentes y kilómetros de arena dorada, y calas escondidas que forman verdaderos paraísos naturales, pero las mencionadas, por su riqueza natural, belleza y cuidados, destacan, especialmente, por encima de las demás.

Otras visitas obligadas de esta parte del litoral Mediterráneo, y que tampoco os podéis perder, son el Puerto del Altea, situado en la bahía de Altea, en cuyo interior se encuentra el Club Náutico, uno de los más populares de la provincia de Alicante, por su ejemplar atención al cliente, promoción del deporte náutico y cuidado del medio ambiente. Y, el Puerto de Alicante, puerto marítimo situado en la ciudad de Alicante, popular por su zona dedicado al ocio y al turismo, plagada de bares, restaurantes y discotecas, y además por tener una línea regular a las islas Baleares, que conecta con Ibiza, y Palma de Mallorca.

En Alicante se encuentra también uno de los parques naturales más bonitos del litoral Mediterráneo: El Parque Natural del Peñón de Ifach. Está situado en la comarca de la Marina Alta, al norte de la provincia de Alicante, con más de 45 hectáreas, el parque está en un peñón aislado de las últimas estribaciones de las cordilleras Béticas y alcanza una altitud de 332 metros. Las vistas del paisaje desde la cima  del peñón, divisando la isla de Formentera y el Cabo de Santa Pola, es una maravilla que no os podéis perder.

Otro de los parques naturales de la provincia de Alicante, situado al noroeste de la ciudad, es El Macizo del Montgó. El parque situado en la última estribación de las cordilleras Béticas, separado del mar, apenas por unos centenares de metros, es uno de los mayores impactos visuales del parque. Merece especial mención, la cueva principal del parque, bautizada como la “Cueva del Agua”, aprovechada por los romanos y los árabes, para abastecer de agua a sus imperios y ejércitos.

Otras visitas imprescindibles son El Palmeral de Elche, situado en Elche, con una extensión 200.000 palmeras dentro del casco urbano de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y el Pantano de Tibi, situado sobre el río Monnegre, al sur de la provincia de Alicante, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad Valenciana.

Los pueblos pequeños y preciosos de Villajoyosa, Torrevieja, Altea, el Pilar de la Horada, así como Benidorm, capital por excelencia de la Costa Blanca, son otros de los puntos de interés principales de atracción turística de estar parte del litoral Mediterráneo.

Central de vacaciones