Las maravillas de Viena

El Palacio de Schönbrunn

Este palacio junto con los edificios de los alrededores y el enorme parque que le rodea es uno de los monumentos culturales más importantes de toda  Austria. Los gobernantes de Habsburgo los usaron como residencia durante el verano. El emperador Francisco José, nació en el palacio en 1830, y allí pasó los últimos días de su vida. Debido a su importancia histórica, a su ubicación y hermosos jardines, el palacio es uno de los lugares más bellos y visitado por turistas de Viena.

Tiergarten Schönbrunn

Es el zoológico más antiguo y de estilo barroco único en el mundo. Fue construido en 1760 y está situado en la parte sureste de la residencia de veraneo de los Habsburgo. Si eres amante de los animales no debes irte de Viena sin visitar este magnífico rincón.

Hofburg

Fue un castillo medieval, pero hoy en día es sólo una capilla que recuerda a los turistas su pasado medieval. Hofburg se presentó en su pasado como una magnífica residencia en el fortalecimiento del poder de los Habsburgo. Por esta razón, en este castillo se pueden encontrar rastros de diferentes estilos arquitectónicos. Actualmente los grandes edificios del palacio son la Biblioteca Nacional, el Tesoro Imperial, la colección de instrumentos musicales, la colección de armas, el Museo Etnográfico y la Escuela Española de Equitación.

Catedral San Esteban

Se encuentra en el centro de la ciudad y es considerada el corazón de Viena desde hace muchos siglos. La catedral tiene dos características que la diferencian de las demás, la enorme torre que la cobre y el gran techo que mide 140 metros.

Escuela Española de Equitación

Esta escuela es la más antigua y la última de su estilo en todo el mundo. En ella practican los entrenadores clásicos de equitación por lo que si eres fan de este deporte no te pierdas los espectáculos gratuitos que se realizan en ella para los turistas.

El bulevar del anillo

Este bulevar mide alrededor de 4 km de largo y se encuentra el centro de la ciudad. El diseño del bulevar anillo fue creado por el emperador Francisco José en 1857. La ceremonia de apertura de la avenida se llevó a cabo ocho años más tarde.

Palacio de Belvedere

Este palacio y su arquitectura interior muestran un curioso estilo rococó. Este edificio cuenta con un museo de galería y arte barroco con obras de artistas de los siglos 19 y 20.

Prater

Está situado en el centro de la ciudad y es ideal para caminar, montar en bicicleta, correr y otras formas de entretenimiento. Las dos atracciones principales con las que cuenta son la enorme rueda de la fortuna de la que se puede presenciar una impresionante vista de toda Viena y la línea de tren liliputiense que rodea todo el parque y ofrece servicio de transporte para los turistas.


Ópera de Viena

Este edificio fue construido entre 1861 y 1869. La ópera de Viena tiene una gran reputación y fama en todo el mundo debido a sus excelentes actuaciones y a la conocida mundialmente Orquesta Filarmónica de Viena.

Teatro Nacional

El teatro es muy visitado por turistas de todos los rincones debido a sus obras dramatúrgicas brillantes y realistas con las que entretiene a públicos de todas las edades.

Torre Danubio

La torre mide 352 metros de altura y fue construida en menos de 20 meses. Mientras disfrutan de los magníficos paisajes y vistas, los turistas pueden visitar cualquiera de los restaurantes que hay allí aunque sus precios exceden los presupuestos de muchos visitantes.

River Island

Es una isla qué está rodeada por el Danubio. Mide unos 21 km de largo y 250 m de ancho. En junio es la época en la que la isla recibe más visitantes ya que es famosa por la fiesta que se celebra ahí todos los años.


Central de vacaciones