Que ver en la ciudad del Vaticano

Vaticano Cupula Roma

No es un misterio que a nivel mundial la ciudad del Vaticano es muy conocida, a ciudad del vaticano es un país soberano ubicado dentro de la ciudad de Roma, en la península itálica (denominado micro-estado europeo).

La ciudad del Vaticano esta completamente inmersa en su cultura concerniente a todo lo relacionado con la religión católica y es un gran lugar turístico, ya que muchas personas consideran una ciudad con historia y sagrada.

Existen muchos lugares que se pueden visitar si se quiere conocer más sobre esta ciudad y disfrutar de su historia, así como también contemplar los detalles de todas esas obras que aún se conservan con el pasar de los años.

 

 

La plaza de San Pedro photo

Photo by Sigmar

 

Dicha plaza es un espacio urbano abierto al que se pude acceder con facilidad, se ubica en la ciudad del Vaticano y es muy emblemática, para poder ingresar a la plaza se debe pasar antes la avenida de la conciliación (con 500 metros de longitud).

La plaza de san Pedro, precede a la Basílica de San Pedro que es un templo católico conocido a nivel mundial y es considerado uno de los lugares más sagrados del catolicismo.

Dicha basílica es una de las 4 basílicas mayores (templos de más alto rango), como parte de la tradición católica, la basílica debe encontrarse sobre el lugar en donde fue enterrado San Pedro, destinando así que el altar mayor este justo por encima del lugar de sepultura.

Además de ser considerada sagrada, la plaza es un gran lugar turístico y es uno de los principales lugares con más frecuentación por parte de las personas que buscan ver la basílica de san Pedro, y todas las partes de la plaza.

Palacio Apostólico

También es conocido como el palacio papal, ya que dicho palacio, es la residencia oficial del Papa y  consta de varios edificios que poseen apartamentos papales, oficinas de gobierno de la iglesia católica.

Entre otras partes están los museos vaticanos y la biblioteca vaticana, existen aproximadamente novecientas habitaciones, incluyéndose a la muy conocida capilla Sixtina.

En la actualidad el papa francisco no está establecido en dicho palacio, se encuentra establecido en la casa de Santa marta, ya que busca una forma simple de vida para así también poder proyectar el sentido de convivencia con los demás apóstoles o sacerdotes.

El palacio apostólico comprende una gran variedad de arquitectura antigua, ya que se habla de que tiene que ver con el catolicismo, existen museos del vaticano que son bastantemente frecuentados para ver diversas obras.

Dichos museos están compuestos por museos temáticos, galerías, monumentos y jardines, que son lugares verdaderamente agradables para personas que quieren ver algo nuevo o quieren conocer sobre la historia.

Castillo Sant’Angelo

Se ubica en Roma, muy cerca del Vaticano, este es un monumento romano ubicado en el río Tíber (orilla derecha), fue iniciado por el emperador Adriano en el año 135 para que el mismo fuera su mausoleo (Monumento funerario).

Dicho monumento funerario fue levantado con piedra de travertino, mas adelante el edificio se convirtió en un edificio militar, al mismo se le integro un muralla aureliana.

El castillo data del año 590, y el papa Gregorio I, fue el que vio al Arcángel San miguel sobre este castillo desenvainando su espada como señal del fin de la epidemia que golpeo a Roma durante ese tiempo.

Este edificio tiene grandes detalles de antigüedad y es frecuentado por las personas porque es un lugar mítico y con gran historia, además de ser un lugar bastante visitado ya que la estatua de un ángel corona el edificio (considerado también un lugar sagrado).

El puente romano (hoy sólo peatonal), del que las tres arcadas centrales son originales, es uno de los más bellos de Roma y cruza el río Tíber para unir el centro de la Roma antigua con la entrada de la fortaleza al otro lado del Río. Las estatuas de los apóstoles Pablo y Pedro fueron encargadas por el papa Clemente VII a mediados del siglo XVI, y Bernini, con sólo 17 años dibujó las figuras de los ángeles que sus alumnos elaboraron entre 1660 y 1667. Sólo tras la colocación de las estatuas recibió el puente su actual nombre.