Salvador de Bahía, turismo místico

Salvador de Bahía es la tercera ciudad más poblada dentro del gigante brasileño y en ella se festeja el carnaval más alegre del mundo entero.

Pocas ciudades en el mundo son tan increíbles como Salvador de Bahía, esta ciudad de otro mundo acoge en su interior encantos de todo tipo: playas de película, historia rica, arquitectura de la época colonial, diversidad cultural, vida nocturna, famosa gastronomía, y modernismo de metrópolis.

 

El casco antiguo de esta maravillosa ciudad constituye su tarjeta de presentación más icónica, su plaza construida en piedra, sus hermosas calles y sus casas multicolores ancestrales forman el famoso “Pelourinho”.

Salvador de Bahía conserva increíblemente construcciones desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII. Para esta época Salvador de Bahía era la capital de Brasil. Por su enorme valor cultural, pasando por lo arquitectónico y su belleza natural el “Pelourinho” como mejor se le conoce en Brasil a Salvador de Bahía fue declarado patrimonio histórico de la humanidad por la UNESCO. Y es que en cada paso encontrarás edificios pintorescos, enorme variedad de restaurantes, cafés al aire libre, bares famosos por su deliciosa caipiriña, locales nocturnos, galerías de arte, lugares para danzar ritmos típicos de Brasil.

 

Las playas también son el principal referente de Salvador de Bahía ya que posee extensos 50km de playa, todas turquesa y de blanca arena así que lugares para tomar el sol te sobraran. La ciudad se encuentra dividida en dos etapas, la ciudad baja se encuentra bañada por el magnífico lago de todos los Santos, y la ciudad alta presumes sus costas hacia en atlántico y en el límite de las dos ciudades encontraremos la playa más famosa de salvador Porto Da Barra, aquí observaras los atardeceres más bonitos de la bahía. Un clima envidiable dentro de todo Brasil, aguas con temperaturas tibias todo el día todo se conjuga a favor de tu pleno descanso en la playas Bahianas.

 

 

 

Central de vacaciones