San Juan, en Argentina.

La provincia de San Juan, en Argentina, se conoce como el Valle de la Luna por sus místicas e impresionantes formaciones montañosas. San Juan está situado en el centro del país y limita con los Andes, por este motivo tiene esta forma tan particular en su geografía, con valles fértiles, colinas cubiertas de nieve en invierno, abundantes ríos en verano, lugares para la observación astronómica y mucho más.

El principal atractivo de esta zona es su increíble Parque Nacional de Ischigualasto, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que se encuentra en el norte de la región. Su nombre está escrito en quechua y significa “el lugar donde se establece la luna”, este es un lugar interesante para los científicos y los visitantes, ya que muestra la geografía exacta del período Triásico y se han encontrado fósiles de dinosaurios que vivieron en la Tierra en ese momento.

Es una tierra solitaria, donde se han formado montañas por la acción caprichosa del viento como la conocida por el nombre del submarino y el hongo, por nombrar algunas. Todas ellas son parte de las formaciones rocosas más importantes como los Tarjados y Talampaya, que son piedras de gran altura, de color rojo y que se encuentra en el oeste del parque.

Para visitar este hermoso parque, tenemos varias opciones, desde excursiones en vehículos 4×4, bicicletas hasta para los más aventureros que deseen realizar rutas a pie, para ellos el parque cuenta con refugios y albergues para pasar la noche, de esta manera podremos descubrir los lugares más importantes de esta zona.

Pero San Juan no es sólo la paleontología, también hay grandes valles, donde encontraremos grandes plantaciones de aceitunas, frutas y verduras, pero especialmente viñedos, que son otro atractivo turístico de la región.

 

Central de vacaciones