Tolón un puerto de fantasía en Francia

En el departamento de Var, al sur de Francia se encuentra la ciudad de Tolón, la tercera ciudad de la región Provenza-Alpes-Costa Azul. Está muy próxima a la frontera con Italia y a orillas del mar Mediterráneo. Su situación geográfica entre el mar y la montaña hacen de Tolón un enclave turístico polivalente.

 

La ciudad está animada durante todo el año por lo que pasear por las plazas y callejas del casco antiguo es una actividad recomendada en cualquier época del año. Junto a la antigua dársena, y separado de la ciudad vieja por la avenida de la République, se encuentra el muelle Cronstadt que cuenta con numerosas y soleadas terrazas. Otra visita interesante es la de la plaza del puerto donde está el Ayuntamiento, la fachada tiene unos atlantes esculpidos por Pierre Puget; también se puede contemplar la estatua de Cuverville.

 

Además la ciudad es un paraje natural, las blancas montañas calcáreas que rodean la ciudad ofrecen espectaculares vistas del mar Mediterráneo. Para disfrutarlo al máximo es recomendable utilizar el teleférico que va al Monte Faron.

 

La actividad portuaria y militar de la ciudad tuvo su máximo apogeo en el siglo XVIII. De la época quedan edificaciones y fortificaciones muy interesantes. El fuerte de Saint-Louis en Mourillon se construyó como defensa de la ciudad y hoy alberga un museo naval. El fuerte Napoleón es único en Francia y hoy acoge exposiciones y festivales. Otros fuertes de la ciudad continúan ocupados por la Marina como el Lamalgue o el fuerte de Peyras.

 

Como ciudad marítima cuenta con playas completamente equipadas con servicios de restaurante, alquiler de tumbonas o juegos infantiles. Un ejemplo es la playa de Mourillon o las de Sablettes.