Turismo en Cantabria

 

Cantabria es una región del norte de la península ibérica con una costa que da al mar Cantábrico, por el este limita con el País Vasco, por el sur con Castilla León y por el oeste con Asturias. Cantabria tiene mucho que ofrecer a los visitantes, ya que cuenta con una mezcla de macizos montañosos, exuberantes prados y pintorescos puertos de pesca. Santander es la capital de la comunidad autónoma y es el mejor lugar para comenzar unas vacaciones, ya que desde esta ciudad podemos llegar a cualquier punto de Cantabria gracias a sus buenas comunicaciones.

Santander es una ciudad comercial moderna y uno de los principales puertos de llegada de pasajeros en ferry desde Gran Bretaña. La ciudad cuenta con un barrio histórico reconstruido en los años 40, ya que fue arrasado por un incendio, en esta ciudad podremos disfrutar de la gastronomía típica de la región, además de los mejores bonitos del cantábrico, que cuentan con fama mundial, en muchos de los restaurantes del puerto lo preparan de diferentes formas.

Gran parte del turismo que viene a esta región en verano, se dirige a los principales destinos turísticos que se encuentran a lo largo de la franja costera del norte. El Sardinero, cerca de Santander es una de las playas más populares para los visitantes. Puede estar muy concurrida y cuenta con una longitud de 1,3 kilómetros y tiene un amplio paseo marítimo, que es uno de los más bonitos de España. En un extremo de la playa se puede encontrar la Magdalena Park, que ofrece una zona de juegos de playa, mini zoológico y el circuito de tren turístico.

Cantabria tiene muchos parques nacionales para los interesados ​​en la flora y fauna, quizás el más importante sea El Parque Nacional de los Picos de Europa, que fue el primer parque nacional español. El parque de los Picos de Europa está repartido entre las tres provincias de Asturias, León y Cantabria, además cuenta con 3 macizos caracterizados por sus lluvias constantes y sus cimas nevadas. La Reserva Natural ofrece algunos extremos fantásticos de paisaje, caídas verticales de más de 2 kilómetros, bosques de robles, hayas, arces y nogales, prados de pastos verdes.