Turismo en Castilla León

Castilla y León es la comunidad autónoma más grande de España, situada entre el norte de Madrid, Portugal, Aragón, Asturias y Galicia. Muchos de los visitantes se acercan a esta región por carretera, ya que está muy bien comunicada por autopista y autovía con casi todo el país. Castilla y León cuenta con nueve provincias que son: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora.

La principal atracción para los visitantes de Castilla y León es el elevado número de edificios históricos, muchos en estado casi perfecto, de hecho las principales ciudades cuentan con algunas de las mejores catedrales, iglesias y castillos que se encuentran en España sino también en Europa.

Castilla y León, Vanguardia y arquitectura tradicional

Entre increíbles monumentos, calles repletas de edificios tradicionales y esculturas, se yergue Castilla y León, uno de los destinos favoritos para conocer la cultura Española, pues esta se impregna de las tradiciones más antiguas del País.

Castilla y León, comunidad autónoma de España, se ubica al norte de la Península Ibérica y se compone de nueve distritos bajo su estatuto, es una de las comunidades más amplias de España y se caracteriza por tener el 65% del patrimonio cultural en todos sus ámbitos.

Con tanto por ver y por hacer, debes tener una buena agenda para que no te pierdas de ninguno de sus mejores lugares y actividades para hacer, por eso te traemos esta guía con los sitios más emblemáticos de Castilla y León:

El acueducto de Segovia, increíble estructura romana conservada, se conoce que su construcción data del siglo II d.c. existen diversos turísticas para ver este increíble monumento.

Playa mayor de Salamanca, increíble espacio en el que interactúa una maravillosa plaza social junto a estructuras tradicionales preservadas, famoso punto de encuentro de los habitantes.

La ciudad de Salamanca es probablemente conocida por su Universidad, que fue fundada en el siglo 13, lo que la convierte en la más antigua de España. A cualquier hora del día se puede ver a cientos de estudiantes deambulando por esta maravillosa ciudad.

 

Murallas de Ávila, maravillosa estructura de origen románico que bordea la ciudad de Ávila, provincia de Castilla y LeónÁvila está totalmente rodeada por el más completo conjunto de murallas medievales de Europa. Con un total de 88 torres, 9 puertas de entrada y que se extiende en un total de 2 km.

Parque Natural Lago de Sanabria, increíble parque natural conservado, representado por su emblemático lago y sus alrededores disfrutan de una gran biodiversidad.

Parque nacional Caños Rio Lobos, con una demografía llamativa debido a sus diversos pasajes además de estar rodeados por ríos y quebradas representa una de las insignias de Castilla y León, pues ha sido nombrado como patrimonio cultural en diversas ocasiones.

La sierra de Gredos, pertenece al sistema de sierras de la península ibérica, cuenta con diversos atractivos como su pueblo del pico Ávila, plaza del moro Almanzor, la cual goza de maravillosos aspectos como la gastronomía, las tradiciones y la cultura características de la región montañosa.

La catedral gótica de Burgos es la más espléndida de la ciudad y es la tercera más grande de España por detrás de las de Sevilla y Toledo. Iniciada en 1221, su construcción tardo más de 300 años, además de ser un fantástico ejemplo de la arquitectura gótica, también es uno de los principales puentes de peregrinación en el camino a Santiago.

León es una ciudad cosmopolita con un ambiente relajante, que lo hace ideal para los visitantes que desean ver una maravillosa mezcla de lo histórico y lo moderno.

Hay dos características principales en Segovia que no pueden ser ignoradas al entrar en la ciudad. Uno es el acueducto romano de dos niveles y el Alcázar, cuento de hadas y castillo real de Segovia.

Alcázar de Segovia, uno de los monumentos más destacados de Castilla Y león, este se alza sobre una colina en la que sus faldas transcurren los ríos Clamores y Eresma, una de las estructuras más aclamadas de Europa.

La cocina segoviana, tanto la que encontramos en los establecimientos y las casas, se usan alimentos autóctonos. Estos productos provienen de las tierras circundantes. Hay un gran número de recetas que convierten estos ingredientes en auténticos manjares.

Debido a los buenos productos la gastronomía de Segovia goza de buena calidad. Comenzando por uno de los alimentos más básicos, el pan, hecho con trigo de los campos de la región. La leche es fresca en suma medida y da lugar a quesos de excelente calidad.

Entre los platos más destacados de Segovia tenemos el tierno lechazo asado o el cochinillo. Los restaurantes ofertan ambos en gran medida. En la ciudad es muy fácil encontrar este tipo de platos. Por su parte, la matanza del cerdo ofrece innumerables productos de todo tipo, los cuales podemos encontrar en muchos establecimientos. En los meses de invierno el ritual que rodea este acto aún se lleva a cabo en los pueblos de la región.

En los ríos de Segovia encontramos la trucha, que, servida fresca, tiene un sabor único. Como no podía ser menos también se tiene una amplia oferta de postres, como los que elaboran las monjas de clausura o los maestros pasteleros y reposteros. Entre ellos están: rosquillas, soplillos, florones, hojuelas, tortas. Y no olvidemos el ponche segoviano, con un aroma tostado y una consistencia cremosa.

Para acompañar la comida dentro de la provincia de Segovia se cuenta con vinos blancos de Nieva o tintos de Valtiendas. Con estos elementos podemos disfrutar de una comida de reyes en cualquier momento del año. La naturalidad de los productos es clave para tener tal calidad en los sabores y aromas. Si, además, acudimos a uno de los restaurantes céntricos las vistas al acueducto y la sierra harán que la experiencia sea completa.

Valladolid es la capital de Castilla y León, y una ciudad llena de atracciones históricas y culturales y museos.

La gran Catedral de Zamora fue construida en el siglo 12 e incluye ciertas características góticas que se agregaron a posterior.