Un destino para cualquier época del año: Malta

Malta: para viajar en cualquier época del año

Cuando llega la temporada vacacional es común tener una diatriba entre los lugares que deseamos visitar, algo nuevo y hermoso que valga la pena visitar durante los días de descanso. En Europa hay una gran diversidad de opciones, sin embargo, la isla de Malta, puede ser una excelente elección.

Malta está ubicada en el centro del Mediterráneo, al sur de Italia su clima es templado mediterráneo pero poco marcados y veranos secos y cálidos; lo cual hace del archipiélago maltés un lugar perfecto para visitarlo durante cualquier época del año.

Está conformada por un archipiélago de cinco islas en el Mediterráneo central, Malta, Gozo y Comino, estas son las que se encuentran pobladas actualmente. Las demás son Filfla Roca Fungus, Cominotto e Isla Manoel.

Será fundamental realizar un plan de viaje, para organizar los lugares más interesantes para visitar durante su alojamiento en esta isla. Para los fanáticos de los deportes será un lugar sin igual ya que por sus condiciones meteorológicas, entre otras características favorables, se pueden practicar diversos deportes acuáticos como buceo y la navegación. También, es posible hacer senderismo, lanzarse en parapente, jugar golf y realizar excursiones de escalada.

La temporada predilecta por los turistas para visitar la isla de Malta es entre los meses de abril y noviembre.

Malta alberga entre sus calles la gran historia del Medioevo Siciliano, con una mixtura interesante de cultura, española, francesa y una gran influencia de la cultura árabe que se ve visiblemente evidenciada en la lengua maltesa moderna.

El Hipogeo de Hal Saflieni, obligado en la lista de cosas por hacer pues es el único templo subterráneo prehistórico. Asimismo, la ciudad capital La Valeta, es un punto de encuentro obligado pues es la más antigua de Malta y finalmente, los Templos de la época megalítica. Estos tres lugares fueron nombrados por la Unesco como Patrimonios de la Humanidad.

 

Isla de Gozo en Malta:

Gozo forma parte de Malta y es la segunda isla más grande del archipiélago. A menudo es conocida como la isla donde el tiempo se detuvo, ya que es uno de los pocos destinos del Mediterráneo, que permanece intacto y casi virgen, los hoteles y centros vacacionales están desarrollados para que mantengan el delicado equilibrio entre naturaleza y modernidad. No encontraremos resorts masificados destruyendo el paisaje a pie de playa, estos se encuentran a una distancia significativa para que las playas sigan gozando de un paisaje idílico, tampoco son moles de hormigón que se ven desde la distancia, en esta isla se ha intentado conservar la imagen de sostenibilidad, sin privar a los turistas de ninguna comodidad.

Aunque Gozo forma parte de Malta, es bastante diferente a ella, tanto en sus tradiciones y cultura, de hecho la gente es muy diferente. Es una isla muy pintoresca, que se puede admirar durante todo el año y disfrutando de deportes acuáticos, o nadar en las hermosas bahías son algunos de los atractivos que nos ofrece. Pero también podremos practicar el buceo que resulta excelente y de hecho, es uno de los destinos de buceo más reconocidos del mundo, para los amantes de esta disciplina.

Hablando de algo pintoresco, Gozo también está adornado con hermosos puertos, valles y acantilados naturales. Una belleza natural particularmente extraordinaria, gracias al desarrollo sostenido que se ha producido en ella.

Aunque algunas partes de Gozo se han modernizado para los turistas, uno puede comprobar el carácter de conservación que prima en esta isla, no sólo en las tradiciones, paisajes y el arte, sino también en los alimentos que tenemos a nuestra disposición. Una comida muy popular durante todo el año es el ‘Fenkata’ donde las familias maltesas van a los bares y restaurantes especializados para comer esta delicatessen realizada con conejo.

Descubre aquí las mejores ofertas a Gozo en Malta

Central de vacaciones