Viajes a Estocolmo

Estocolmo una ciudad en donde podrás disfrutar al máximo de tus vacaciones, para visitar Suecia tienes que tener muy en cuenta la época del año en donde te será más cómoda tu estadía en esta ciudad, el clima en Suecia es parcialmente frío pero la temperatura del golfo lo suaviza mucho permitiendo que las condiciones meteorológicas cambien no cambien demasiado bruscamente de una estación a otra.

Los viajes a Estocolmo son de los más solicitados a nivel mundial, esta ciudad llama la atención por su cultura, sus museos, restaurantes y arquitectura, destacando su gastronomía y las diferentes esculturas que se encuentran en los museos y monumentos ya mencionados.

Definitivamente viajar a Estocolmo en verano es la mejor opción sobre todo si vas acompañado de tus seres queridos. En verano la temperatura es muy agradable y los días son más largos resaltando mucho más la luz solar. Aunque la época de invierno no es tampoco una mala opción, tendrás contacto con la nieve y podrás disfrutar al máximo de todo el encanto de la ciudad.

Los viajes a Estocolmo son sensacionales, en esta ciudad podrás visitar sitios que quedarán tatuados en tus retinas, uno de los lugares que puedes visitar en esta ciudad es el Palacio Real de Estocolmo, este se encuentra en el casco antiguo de la ciudad, Slottsbacken.

El horario de visita del Palacio Real varía según la época de año, pero casi siempre las puertas esta abiertas al público desde las 10 hasta las 16 horas. Para poder observar todas las estancias del palacio debes pagar una entrada de 9€ por persona.

Estocolmo abruma por la variedad de sitios que puedes visitar, entre ellos el Bar de Hielo, este sitio es muy visitado por las turistas ya que su fachada capta la atención debido a que todo lo que se encuentra en el lugar es de hielo y la temperatura está entre 0 y 5 grados centígrados. No te pierdas sus chupitos de colores!!!

Otro sitio que puedes visitar durante tu estancia en Estocolmo es el museo Vasa, museo que es una de las principales atracciones de esta ciudad, El Museo Vasa de Estocolmo alberga el buque de guerra de dicho nombre, único navío del siglo XVII que ha sobrevivido casi intacto hasta nuestros días.

 

 

Te recomendamos también visitar el museo de Skansen. Skansen es el museo al aire libre más antiguo del mundo con casas y fincas procedentes de todo el país. Nos acerca la historia de Suecia. En Skansen podrás estar en contacto con animales y plantas de diversas  especies. En Skansen hay animales salvajes nórdicos como el lobo, el alce, el lince, el glotón, la foca y la nutria, además de interesantes razas naturales históricas incluidas en el proyecto de conservación.

6 paradas obligatorias en Estocolmo

  1. Gamla Stan: la parte antigua de Estocolmo

Con el palacio real como epicentro y numerosos cafés, esta zona es la más grande para conocer. Pasear por sus calles supone perderse entre edificios de piedra, historia y vanguardia. Comercios y boutiques bohemias contrastan con puestos callejeros de gofres y tiendas que exhiben el diseño más puntero. Las tiendas de moda vintage son una buena opción para comprar las mejores gangas.

Una parada obligatoria es Chaikhana , una casa de té que cuenta con más de 200 variedades de la preciada bebida. Un paraíso para los amantes del té. Aquí encontrarás variedades inimaginables de té. Chaikhana significa Tesoro de té. No es para menos.

 

  1. Puerto de Estocolmo

Un lugar donde salir del bullicio de los comercios es el puerto de Estocolmo. Con una larga tradición naviera y comercial, hoy en día es parada de cruceros y turistas curiosos. El agua del puerto permite darse un baño en verano ¿Y en invierno? Basta con sentarse en un banco a disfrutar del atardecer con un buen café caliente entre las manos.

 

  1. Mercado

Situado a las afueras la ciudad, es una parada obligatoria. Numerosas personas se congregan para pasear entre sus puestos y descubrir piezas vintage y de diseño únicas. Como capital del diseño, innumerables artistas exhiben sus obras en los aleñados del mercado al aire libre. Si quiere comprar un recuerdo, este es el mejor lugar.

 

  1. Cambio de guardia

Un evento ineludible es el cambio de guardia, que ocurre a las 12 del mediodía. Es una tradición en la que se produce el relevo de la guardia real. Una tradición tan arraigada como el famoso té de las cinco en Inglaterra. Todos los días a las 12 la guardia marcha al ritmo de la música marcial hasta el Palacio Real. Un palacio en el que ya no viven los monarcas suecos, y sin embargo, sigue funcionando como centro de la tradición.

  1. Barrio Södermalm

A 15 minutos del palacio real encontramos un paisaje totalmente diferente. Alternativo y rebelde, en este barrio se congregan los jóvenes y los artistas suecos, creando el barrio más cool de la ciudad. Las amplias avenidas y callejuelas salpicadas con comercios alternativos son un festín para los sentidos. La gran mayoría de las modas en Suecia nacen en este barrio gracias a su vibrante cultura.

 

  1. Ópera Kungliga

La ópera es una tradición con más de 200 años en Estocolmo. Una parte importante de la cultura sueca, en la que la Ópera Kungliga tiene un papel especial, siendo la más importante de todas. Sus monumentales decorados y frescos la convierten un en un espectacular centro del mundo clásico de la ópera sueca.

 

Una joya del mar Báltico que acoge 14 islas, canales, cultura occidental y naturaleza salvaje. Así es Estocolmo, la capital de Suecia. Un lugar donde encontrar el dinamismo de la cultura más progresista de la Unión Europea. Centro de la cultura y el diseño, es un destino para perderse y empaparse de la cultura escandinava por excelencia. Hay mucho por descubrir.

Central de vacaciones